La Unión Económica Euroasiática: un actor emergente en el escenario mundial

El actual cambio de la correlación de fuerzas en el escenario mundial es el resultado de la crisis en los Estados Unidos (EEUU) y la Unión Europea (UE). Este cambio les da a los actores en varias macrorregiones la oportunidad de fortalecer sus posiciones. En Eurasia la Unión Económica Euroasiática (UEE) tiene todos los recursos para ofrecer a los socios potenciales de cualquier parte del mundo condiciones favorables de cooperación.
La UEE está conformada por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán y Rusia quienes integran el espacio postsoviético. Por un lado, la UEE es una nueva unión comercial-económica formada en 2014. Por otro lado posee una experiencia sólida que se ha formado desde 1995, a causa de la integración de Rusia, Bielorrusia y Kazajistán, garantizando la sostenibilidad de la unión. Debido a la situación geopolítica de sus miembros y la capacidad interna, la cooperación con la UEE es de interés para actores fuera del espacio postsoviético.
Actualmente en las relaciones internacionales se está produciendo una profunda transformación en las posiciones de actores clave en el escenario mundial, más allá de la crisis económica mundial y “guerras de sanciones”. En este sentido, algunos jugadores clave han enfrentado diversas crisis internas, por ejemplo, ahora la estructura de la UE tiene que ser construida dentro del contexto del “Brexit” y en EEUU la situación política interna está desestabilizada por la desorganización del mecanismo de la interacción entre las autoridades y la sociedad.
Bajo este contexto, China y Rusa están fortaleciendo su rol como líderes de Eurasia y como actores influyentes. Como consecuencia, la interacción con Rusia en varias esferas, incluyendo la cooperación en una forma de proyectos de integración, permite a otros actores – estados, asociaciones y uniones de estados en otras regiones – mejorar sus posiciones.
Otro factor importante que demuestra buenas perspectivas de la cooperación con la UEE, es la realidad geopolítica del espacio postsoviético. Por ejemplo, existe una serie de organismos de integración con su propia intensidad de cooperación entre sus miembros como son la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva (OTSC). De igual forma se puede añadir que los países del espacio postsoviético como son Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán (Asia Central); Armenia, Azerbaiyán, Georgia (el Cáucaso); Bielorussia, Rusia, Ucrania (países euroasiáticos) poseen una identidad y carácter distintivos. A nivel de la macrorregión, Rusia compite con otros poderosos actores exteriores como son EEUU, la UE y China para mantener y brindar todas las posibilidades necesarias para establecer una cooperación fructífera con la UEE.
La UEE ahora es un organismo estable, ya que desde sus inicios en 1994 fue conformada por Rusia, Bielorussia y Kazajistán, quienes manifestaban desde entonces un nivel de cooperación muy alto. Por ello el desarrollo de este organismo se llevaba a cabo basándose en los existentes lazos entre los tres miembros del núcleo.
Así mismo la UEE es una unión económica equilibrada, cuyos miembros promueven el diálogo con actores de afuera del espacio postsoviético, que también tratan de mantener su influencia en esta región (la UE, China, EEUU). Por ejemplo, Kazajistán juega un papel significativo en Asia Central gracias al interés de China y la UE hacia este país. Armenia compite con Azerbaiyán en la región del Cáucaso y ambos son objetos del interés geopolítico de parte de la UE con su proyecto de la Asociación Oriental. Sin embargo, cabe mencionar que equilibrio en la UEE se mantiene a causa de una política flexible con Rusia.
Actualmente, las relaciones entre Bielorussia y Rusia son más estrechas, incluyendo la cooperación militar en el marco del Estado unido de Belarús y Rusia. Y si bien a inicios del año 2020 las relaciones entre los dos socios sufrieron evidente enfriamiento por discrepancias en la cuestión de los precios del gas, ahora gozan de una estabilidad productiva. Y ello en buena parte está relacionado con la injerencia en los asuntos internos de Bielorussia de parte de países occidentales.
¿Cuáles son las perspectivas de los lazos de la UEE con proyectos de integración en América Latina? Por ejemplo, el MERCOSUR, un mercado común de los países sudamericanos, tiene significativas similitudes con la UEE. Primero, ambos proyectos de integración promueven el libre comercio, una flexible circulación de mercancías, la libre movilidad de las personas. Segundo, ambos enfrentan una fuerte influencia de actores que compiten entre sí en las regiones respectivas, son EEUU, Rusia y China. En este contexto un factor importante es que Rusia, China y Brasil forman parte del grupo BRICS. Y, además, tanto miembros de la UEE como los del MERCOSUR tienen enormes diferencias en sus niveles de desarrollo.
Pero hay una diferencia importante entre la UEE y el MERCOSUR: si bien en América Latina la idea de la integración siempre ha sido popular debido al común pasado colonial y una identidad compartida, en el espacio postsoviético los procesos de integración son un fenómeno bastante nuevo y han sido generados por el país líder de la región.
En lo que se refiere a perspectivas de la cooperación entre los dos organismos de integración, la base de la cooperación fue establecida gracias a los lazos bilaterales entre algunos miembros de la UEE y el MERCOSUR. Y según expertos, las perspectivas de la cooperación tanto bilateral entre la UEEA y el MERCOSUR como en el formato UEE-MERCOSUR-BRICS son muy buenas, que en buena parte está relacionado con la involucración directa en los procesos de parte de Rusia y China.
Un gran paso de acercamiento mutuo ocurrió en diciembre de 2018 cuando en el marco de la cumbre del MERCOSUR en Montevideo (Uruguay) la Comisión Económica Euroasiática y el MERCOSUR firmaron el Memorándum de Cooperación Económica y Comercial. La firma del Memorándum fue destacada como el primer paso en la institucionalización de las relaciones entre los dos organismos de integración y la profundización de los lazos económico-comerciales con la perspectiva estratégica de establecer comercio libre.

Reflexiones
La Unión Económica Euroasiática es un organismo de integración en el espacio postsoviético que posee un potencial suficiente tanto para el desarrollo de sus miembros como para diálogo con socios exteriores, el MERCOSUR entre otros. Rusia como un líder de este organismo y un actor clave en la región demostró su capacidad de resolver tensiones en varias partes del mundo, incluyendo en Medio Oriente. La misma UEE ha venido mostrando una buena dinámica del desarrollo a partir de 1995 cuando fue formado el núcleo de este organismo. En el contexto actual, con discrepancias internas en la UE y EEUU que compiten con Rusia en la macrorregión euroasiática, se establecieron buenas condiciones para un diálogo fructífero con actores clave de otras regiones políticas del globo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.