La colaboración ruso-cubana experimenta nuevo auge.

A los amigos no los entregamos.

Rusia y Cuba tienen una historia de relaciones desde hace mucho. El dicho “la colaboración  recíprocamente ventajosa,” muy popular en idioma diplomático, quizá no refleja con toda certeza la profundidad de las relaciones entre Rusia y Cuba. Mucho más cierto y justo hablar sobre la colaboración fraternal y pertenezca  de dos países, dos pueblos.

En 2022 Rusia y Cuba van a celebrar 120-aniversario de relaciones diplomáticas que desarrollan  con estrechez extraordinaria desde 1960, después de que Fidel Castro con sus conmilitones liberó la isla de la dependencia americana y se hizo el fundador de la República. Desde entonces Rusia y Cuba, muy conjuntamente pasaron por más de una crisis mundial. Los expertos creen que ahora dos Estados están interesados en el desarrollo y fortalecimiento de las relaciones como nunca.

El factor decisivo para esto es la presión exponentemente reforzada por parte de los E.E.U.U. a la comunidad mundial en intentos de conducir el mundo al sistema monopolar. La casi empezada templanza en relaciones americano-cubanas en presencia de Barac Obama se esfumó, en presencia de Donald Trump cuya retórica en relación con el estado isleño fue bastante belicosa. La situación en presencia de Joseph Bayden, que ha encabezado los E.E.U.U. en principios de este año, no se ha cambiado. Rusia y Cuba, a pesar de las sanciones económicas incesantes y el merodeo político por parte de los E.E.U.U., siguen resistiéndose con éxito a los intentos de América de tragar a la República.

ʺRusia activamente restablece las relaciones con sus amigos y aliados tradicionalesʺ, – señaló el subdirector del instituto de historia y política M.P.G.U. Vladimir Shapovalov.

En los últimos años se fija la intensificación de la colaboración entre Rusia y Cuba en muy distintas esferas. La parte rusa activamente ayuda a la cubana en realización de los proyectos tanto económicos como proyectos humanitarios en gran escala.

En 2018 en La Habana tuvo lugar el fórum “Rusia – América Latina” en el que fueron concertados varios acuerdos adjuntos en lo tocante al desarrollo de la infraestructura y la esfera técnico-militar.

En particular, Rusia se ocupó de la reconstrucción y de la modernización de ferrocarriles de Cuba.

Además, la parte rusa en el fórum anunció sobre la intención de modernizar las redes energéticas de la República y también erigir en la isla varios objetos de la infraestructura energética en volumen total de la inversiones de (1)  mil millones de euros. Se trata de la construcción de cuatro bloques energéticos con la potencia sumaria de 800 MWt.

También a Cuba fue otorgado el préstamo objetivo para la adquisición del armamento ruso.

Al paquete de acuerdos en 2018 precedía gran cantidad de pasos opuestos unos años antes. En 2013 Rusia y Cuba firmaron el acuerdo sobre la colaboración en la esfera cósmica y en 2014 la numerosa delegación rusa, encabezada por el presidente Vladimir Putin, llegó a Cuba. Moscú perdonó a la Habana la deuda estatal en suma de 32 mil millones de dólares, acumulada por la República aún ante la Unión Soviética. Y en 2016 fue firmado el programa conjunto de la colaboración técnico-militar.

Las relaciones diplomáticas entre Rusia y Cuba se mantienen en el más alto nivel. En Cuba los presidentes rusos estuvieron tres veces: en 2000, 2008 y 2014. En 2009, 2012 y 2015 a Rusia visitó el presidente del Consejo Estatal y del Consejo de Ministros de la República de Cuba Raúl Castro, y en 2018 y en 2019 a Moscú con la visita oficial llegó el presidente del Consejo Estatal y del Consejo de Ministros de la República de Cuba Miguel Díaz – Canel Bermúdez.

La apuesta de Cuba sobre las relaciones con Rusia concierne no sólo a la colaboración técnico-militar. En 2018 en la isla fue lanzada la producción del montaje de automóviles GAZ y ʺUralʺ. Además, Rusia realiza el suministro de petróleo a la isla.

Como señaló entonces el director del Centro de peritaciones geopolíticas Valeriy Korovin: ʺCuba desde hace mucho esperaba el regreso de Rusia, Cuba  se cansó de estar en aislamiento, es necesario garantizar a Cuba la seguridad y eso puede hacerlo solamente Rusia.ʺ

Con el comienzo de la pandemia mundial del coronavirus el apollo de Rusia a Cuba adquirió el carácter humanitario muy marcado. En 2020-2021 a la isla fueron llevadas varias toneladas de las cargas humanitarias en aviones An-124. La ayuda incluía los productos alimenticios: el aceite, las conservas de carne, la harina de trigo u otros productos alimenticios; los medios de la defensa, individual y varios millones de mascaras defensivas faciales.

En agosto en Cuba con la ayuda de los especialistas rusos fue montada y puesta en funcionamiento la fabrica de la producción del oxígeno al día que esencialmente facilitó la situación en las instituciones medicinales de la República que están atragantándose de la cantidad de los enfermos de COVID-19.

Aún así la parte rusa no ha cambiado el punto de vista a la política de los E.E.U.U. con relación a Cuba prestando la atención de la comunidad mundial al reforzamiento de las medidas de la discriminación de Washington a la Habana, incluso en condiciones de la crisis epidemiológica general. ʺLos  E.E.U.U. están razonando sobre las necesidades humanitarias, sin embargo, en nombre de sus propios intereses limitadamente egoisticos, llevan el asunto en dirección de la intensificación de la tensión y de la confrontación,ʺ – declaró la representante oficial del Ministerio de los Asuntos Exteriores de Rusia Maria Zajarova, comentando el comunicado del Departamento Estatal de los E.E. U.U. sobre las desordenes en la isla en julio.

Los expertos enunciaron varias versiones de que fueron provocadas agitaciones de masas en Cuba. Una de ellas dice acerca de que las autoridades cubanas realmente toparon con el intento de la revolución ʺanaranjadaʺ bajo la apariencia de la protesta humanitaria contra las acciones de las autoridades cubanas en condiciones de la crisis epidemiológica.

Uno de los índices de las relaciones cualitativas entre Rusia y Cuba es la reacción de la sociedad cubana a la ayuda humanitaria rusa.

Miguel, el usuario del sitio web de uno de los medios de la comunicación cubana, escribe que la ayuda van a recibir 100% de los cubanos, ʺincluyendo aquellos que exigen la intervención militar contra nuestro país.ʺ ʺA nadie lo preguntan si están con la Revolución o no, si pertenecen ellos a Fidelista o no. Los atienden, curan y dan de alta y a nadie lo preguntan. ¡Qué gran orgullo sentiría Fidel si viera la solidaridad casi global que existe con nuestro país! Él sembraba y es los que nosotros cosechamos. Gracias por la ayuda a los rusos y a otros pueblos fraternos.ʺ

ʺMi respeto sincero y apego a este gran país que se llama Rusia que indudablemente equilibra el orden mundial,ʺ – escribe otro usuario bajo ʺnicʺ Arsenio. Son cientos tales enunciaciones en los portales cubanos. Como apoteosis, vamos a citar a un lector, Umberto Barbana Peláez, que nombró a los rusos ʺlos soberanos del Norte y maestros de la Paz.ʺ ʺLa amistad de Cuba con los rusos, o soviéticos, o bolcheviques, o rojos, o cualquiera que sea su nombre, es inquebrantable.ʺ

Las tendencias en las relaciones ruso-cubanas de los últimos anos, la práctica de realización de los acuerdos conjuntos permiten sacar conclusiones de que no hay ningunos fundamentos para la bajada de ritmos y volúmenes de la colaboración entre los países. Aún más, Rusia está extremadamente interesada en la ampliación de su influencia política y económica en la región del mar Caribe y eso significa que nos esperan acuerdos perspectivos entre maestros de la paz del norte y herederos de la Revolución cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.