El polo del mundo latino.

Las relaciones ruso-mexicanas salen a la nueva órbita.

Las relaciones entre Rusia y México cuentan más de 130 años.  En estos años Rusia y México han sido diferentes desde el punto de vista político pero siempre habían quedado cercanos por la mentalidad: en el fundamento de la compresión del mundo y de los rusos y de los mexicanos siempre estaban y siguen estando los valores tradicionales y el código cultural que une dos pueblos de diferentes partes del mundo.

Los caminos se juntaron.

El 11 de diciembre de 1890 barón Roman Romanovich Rosen, nombrado por el Imperador ruso Alejandro III como Ministro Extraordinario y Plenipotenciario en el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Ministro de Relaciones Exteriores de México Ignacio Mariscal firmaron el documento sobre el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre dos Estados. Para este momento historia de los contactos comerciales entre Rusia y México contaba ya varias decenas de años pero fueron formalizados sólo en 1909 por el primer contrato sobre el comercio y la navegación. Sin embargo, aprovecharse del acuerdo de pleno valor las partes no pudieron inmediatamente después de firmarlo: en 1910 sucedió la revolución primeramente en México y en 1917 en Rusia.

ʺMéxico y Rusia iban por los caminos diferentes que, como parecía, se juntaron a principios del siglo XX cuando ambos países sufrían serios quebrantos sociales. En los años veinte, como en México tanto en la U.R.S.S., había empezado la unificación de la nación y la propagación en el nivel mundial de su concepción del mundo y de su cultura. El establecimiento de las relaciones entre nuestros dos países fue imperativo de aquellos tiempos y con eso celebró el encuentro histórico de dos revoluciones. Cuando la legitimidad de la revolución mexicana y de la revolución rusa fue reconocida por las potencias europeas y por los E.E. U.U., las relaciones diplomáticas entre nuestros dos países se hicieron posibles,ʺ- escribió cien años después en su monografía de tres tomos el diplomático soviético-ruso Nicolay Platoshkin. En 1924 México fue el primer Estado de la región que estableció las relaciones diplomáticas con la U.R.S.S. A principios de los años 1030 las relaciones diplomáticas entre nuestros países fueron formalmente suspendidos, pero en 1942 fueron restablecidos en el pleno volumen; en el país se instituía en aquel entonces la primera embajada de la U.R.S.S. en América Latina.

Para el momento de la descomposición de la U.R.S.S. y la formación de la Federación Rusa en 1991, México inmediatamente reconoció a Rusia como su estado-proseguidor. En mayo de 1996 tuvo lugar la visita del Ministro de Relaciones Exteriores E.M. Primakov- su viaje por los países de América Latina él empezó precisamente desde México. Durante la visita fueron firmados 6 acuerdos intergubernamentales sobre la colaboración técnico-científica y cultural, sobre la colaboración en las esferas de la enseñanza y del deporte, de la investigación y de la utilización del espacio cósmico. En 1997 fue firmado el documento político básico-la Declaración sobre los principios de las relaciones y de la colaboración entre Rusia y México.

Desde este momento México es uno de los más importantes socios latinoamericanos de Rusia como en las relaciones regionales tanto en los internacionales. El modelo policentrista del mundo, el fortalecimiento del papel de la O.N.U. y del Consejo de Seguridad de la O.N.U. son los momentos más importantes de la política internacional que dan el vector general a las relaciones ruso-mexicanas.

Entre Rusia y México se constituyo, expresándose en el idioma diplomático, la práctica de los regulares contactos políticos en niveles distintos, sin embargo, la primera y la última en el momento actual visita del Presidente ruso a México tuvo lugar en 2004. La visita de contestación del dirigente de México a Rusia tuvo lugar en 2005. Desde entonces el nivel superior de las relaciones reciprocas se sostenía por los dirigentes de los departamentos de la política exterior de dos países. El último cambio de las visitas de los Ministros de Relaciones Exteriores tuvo lugar en 2020-2021.

ʺLas relaciones entre nuestros países – y es importante – nunca se han obscurecido por los desacuerdos profundos. Indudablemente hay diferencias en los puntos de vista a las cuestiones particulares de la situación actual internacional. Lo más importante es que respetamos la posición de cada uno si esta posición es independiente, consecuente, si está basada en el análisis del estado real de los relaciones, si está abierta para las discusiones. Vamos a seguir el dialogo interesado sobre las perspectivas del desarme nuclear y el pacto sobre las concepciones del problema internacional de las drogas, sobre el tema de los derechos humanos,ʺ-escribía en diciembre de 2020 el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia Sergey Lavrov en el artículo dedicado al 130 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Rusia y México.

Sin embargo, hoy en día, los politólogos señalan que en las condiciones de la intensificación de la política exterior agresiva de los E.E.U.U. en los intentos de mantener su influencia mundial u oponerse al desarrollo del sistema mundial policentrista Rusia debe intensificar su actividad en los países de América Latina, ante todo en México.

Los valores comunes.

Incluso la ojeada más rápida a la mayoría de las publicaciones mexicanas dice que en ellas prevalece la vista proamericana a los acontecimientos en el mundo.  A principios de 2022 eso, ante todo, tiene que ver con los acontecimientos en torno de Ucrania: los medios de información de México prefieren el tiraje del punto de vista de los E.E.U.U. a lo que está ocurriendo, repitiendo consiente o inconscientemente la desinformación del Departamento Estatal de los Estados Unidos de América de que Rusia parece que prepara la invasión a Ucrania.

Hay que dar lo debido al auditorio de los medios de información mexicanos: tiene la actitud muy crítica hacia las acometidas semejantes en dirección a Rusia.

La huella rusa los medios proamericanos también la intentan encontrar en el caso criminal de Emilio Lozoya, ex director general de PEMEX. Eso sale con dificultad pero, como dice una expresión rusa, ʺponen sombra en la redʺ afanosamente.

Sobre este fondo se arroja a los ojos el apoyo de los mexicanos al Presidente ruso Vladimir Putin en su posición concerniente a los intentos de imponer nuevos valores liberales. Sus palabras en la sesión del club de discusiones ʺValdayʺ en octubre de 2021 no podrían encontrar la repercusión en México, el país cuya población siempre se atenía a los valores cristianos tradicionales. ʺEn fantasmagoría completa se ha convertido en varios países occidentales la discusión sobre los derechos de hombres y mujeres.  ¡Cuidado!, que van Ustedes a llegar tan lejos como los bolcheviques, cuando proponían hacer la propiedad comunal no sólo las gallinas sino también las mujeres. Un paso más y estarán Ustedes allí. Pero a los que se arriesgan a decir que hay hombres y mujeres y que es el caso biológico, los hacen correr casi ostracismo. Los padres Nº 1 y Nº 2, en vez de mamá-aquel de los padres que estuvo de parto, la prohibición de la utilización del conjunto de palabras ʺla leche pectoralʺ y su cambio por ʺla leche humana,ʺ- esas palabras de Vladimir Putin fueron citadas muchas veces por los medios de información mexicanos.

ʺUsted absolutamente tiene razón y eso en perspectiva será verdadera catástrofe global, donde los únicos ganadores serán médicos, laboratorios farmacéuticos y empresas comerciales, productores de ropa, cosmética, etc.ʺ ʺYo no he visto nunca que un grupo de mujeres y hombres haya organizado una parada para demostrar el orgullo por ser hombres y mujeres, el sexo no puede ser cambiado, si algunos quieren cambiarlo que lo hagan ya siendo adultos, es su elección, pero el niño no tiene la madurez suficiente para aceptar esta elección,ʺ-estas son las opiniones típicas de los lectores de los medios mexicanos que han citado a Vladimir Putin.

La nueva intensificación.   

Además de que Rusia está guardando los valores tradicionales, la sociedad mexicana apreció mucho el apoyo de Rusia en la lucha con pandemia del coronavirus. La parte rusa ya ha realizado más de una decena de suministros de vacuna ʺSputnik Vʺ en varias decenas de millones de dosis del preparado. México es el primer y todavía el único país en el continente norteamericano que ha registrado la vacuna rusa ʺSputnik Vʺ.

En abril del año pasado en la entrevista a uno de los media mexicanos el Embajador de Rusia en México Victor Coronelli, contestando a la pregunta del periodista sobre el uso de la vacuna por parte rusa como ʺelemento del poder suaveʺ, respondió que ʺel mercado de vacunas, tomando en consideración la demanda, es inmenso y habrá lugar para todos. La diferencia está en eficacia (nuestra vacuna la tiene más alta-según las últimas investigaciones es de 97,6%) y en seguridad de uno u otro biopreparado. Realmente, ʺSputnik Vʺ, a diferencia de varios concurrentes suyos, no provoca problemas con la salud de pacientes que lo emplean. Por otro lado, Rusia desde el principio no monopolizaba el material medicinal, al contrario, tendió la mano a sus amigos y socios en los tiempos más difíciles. Realizamos la exportación de vacuna ʺSputnik Vʺ a otros países del mundo sin acabar la vacunación a escala nacional.ʺ

Los expertos señalan a la gran ruptura entre la actitud positiva de la opinión pública en México hacia Rusia por una parte y el dominio en los circuitos económicos del país de la gravedad proamericana por otra parte. Precisamente por eso las máximas perspectivas en el desarrollo de la colaboración entre Rusia y México tienen aspectos socioculturales y técnico-científicos. Justamente estos aspectos Rusia puede utilizar en la región como el componente muy importante de su poder suave. De todos modos es evidente que hacerlo es necesario lo más pronto posible-eso está en los intereses mutuos de dos países.

La intensificación de la relaciones salió al nuevo nivel en 2021. Los Ministros de Relaciones Exteriores de Rusia y México acordaron acelerar la concordancia del acuerdo sobre la colaboración en la utilización pacífica del espacio cósmico, sobre la institución del Centro ruso de la ciencia y de la cultura en la Ciudad de México y sobre el reconocimiento mutuo de los documentos de la enseñanza. Además, ahora los rusos que quieren obtener el documento de entrada, pueden recibir el visado a México en forma del permiso electrónico para la entrada al país. Eso concierne no sólo los viajes turísticos, el régimen sin visado funciona también para otros tipos de visitas al país. Para la estancia a largo término en México, sin embargo, habrá que acudir a la Sección Consular de la Embajada de México en Moscú.

Vamos a señalar que uno de los puntos de vista divulgados, que se impone activamente por parte de los media americanos, consiste en que Rusia quiere aprovecharse de México sólo para un motivo: echar sal a los E.E.U.U. Aquí vale la pena recordar las palabras del dirigente del Ministerio de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov por este motivo pronunciadas por los resúmenes del encuentro con su colega mexicano. A la pregunta ʺsi hay posibilidad de garantizar que el desarrollo de las relaciones entre Rusia y los E.E.U.U. no va a influir a las relaciones entre Rusia y México?ʺ, él contestó recordando la enunciación de la Directora Superior por Asia del Sur y Asia Central en el Consejo de Seguridad Nacional de los E.E.U.U. Liza Kertis, sobre el papel que aspiran tener los E.E.U.U. en la región de Asia Central. Kertis subrayaba que Rusia siempre tenía gran influencia en esta región y que los E.E.U.U. no esperan que esto vaya a cambiar y no intentan alcanzar Rusia. Pues que los E.E.U.U. solamente quieren estar presentes en Asia Central, otorgar alternativas para los países y seguir defendiendo su capacidad de quedarse soberanos e independientes. Al citar la enunciación de Liza Kertis, Lavrov señaló que si en sus palabras en lugar de los E.E.U.U. colocar Rusia, y en lugar de Asia Central-América Latina, él estará listo para poner su firma bajo cada una de estas palabras.

Los colegas americanos se otorgan los privilegios determinados actuando según la opinión ʺque ellos tienen derecho de estar presentes donde les da la gana, pero estar presentes en el hemisferio occidental pueden solamente ellos,ʺ- declaro en aquel entonces Lavrov. El Ministro mencionó las acusaciones reiteradas en dirección a Rusia en las crisis distintas en América Latina por parte de las personas oficiales de los E.E.U.U. y, por fin, subrayó que ʺRusia nunca tiene amistad con nadie contra alguien ni en América Latina ni en cualquier otra región del mundo.ʺ

Lavrov prácticamente expuso la formula de las relaciones ruso-mexicanos en la que y Rusia y México no sólo son unos de los polos en el mundo polipolar, sino también son países orientados a los mismos estandartes de valor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.